jueves, 11 de junio de 2015

¡RECOMENDADO! Crítica de El susurro de las Cadenas (La Bala Perdida nº1) de Frank Calviño, por Perdición Jones

Nota de la pluma:  Perdición Jones se pasa de capullo, lo sabemos. Pero La pluma jamás censura ni comentarios, ni críticas de sus colaboradores, por más que nos disgusten al resto o no compartamos su sentido del humor. Dejad los comentarios insultándole en la misma entrada, gracias.



Tras follarme a tu madre… Ah, espera, esto es una crítica. Lo siento; tú no has leído nada, ¿vale? eres adoptado, que lo sepas.

Tras darle un buen trago a mi copa llena de Coca-Cola (SPAAAAMMM) muy agitada y sin gas, me puse a leer lo que venían siendo las últimas veinte páginas que me quedaban de El susurro de las cadenas (La Bala Perdida nº1), novela escrita por Frank Calviño. Frank, hijo de puta. Te odio, cabrón. Ahora no diré el porqué, lo haré más adelante.

Primero, he de agradecer a la zorra de Daniela por haberme dado esta novela. Estaba hasta los cojones de leer Escuela mundial de sexo. Me ha salvado la vida ese pequeño excremento.

La novela trata sobre un Marshall que se encuentra con el asesinato de una niña (la descripción de la niña muerta es lo mejor). Pues este Marshall sale a buscar al asesino, que hipotéticamente es un negro de más de dos metros con la polla bien gorda. Lo que pasa a partir de ahí lo considero spoiler, así que me callo.

Cuando empecé a leer, me sorprendí al ver una narración bastante buena. Estaba tan acostumbrado a la bazofia de Escuela mundial de sexo que quizás me había insensibilizado un poco, pero bueno… El caso es que tiene una muy buena narración. Es como una mujer con tetas, culo, rubia, ojos azules y que sabe cocinar, limpiar y follar bien. Es la CASI perfección. Esa mujer aún tiene que depilarse el coño. Y esa narración tiene que pulirse un poquito más, Frank. Aún le faltan comas que a veces dejan a uno desconcertado. Hay algunas frases que no se entienden del todo por ese motivo: faltan comas.

Lo que sí me ha encantado es que no había prácticamente faltas de ortografía. A cualquiera puede olvidársele una tilde (he visto libros publicados en papel que tienen peor ortografía). Incluso en las traducciones de los libros de Stephen King he encontrado errores.

Ahora hablaré sobre los diálogos. Los diálogos son la parte de esta novela donde hay más fallos. Son los lugares en los que más se nota la falta de comas y la ausencia de tildes en algunas palabras. Las alcantarillas de una ciudad perfecta; el lugar en el que viven los negros y las putas que son feas de cojones. En este sitio nos encontramos con expresiones como "JAJAJAJAJA" (así de gratuito), las cuales están por todas partes. Si digo que me han gustado los diálogos, sería como gritarle a un hombre en silla de ruedas "¡Esas piernas!". Claro está, hay algunas frases como "Eres demasiado guapo como para acabar en el lado equivocado de una bala", de la cual no me acuerdo si era así exactamente, que me han encantado realmente.

Bueno, sólo me queda por mencionar que la distribución de los sucesos está muy bien. No se me ocurre nada más, lo digo en serio. No sé qué coño decir. Me ha encantado tanto que… Espera… Sí, me falta algo.

Me falta cagarme en tus muertos, Frank. Me falta defecar en la tumba de todos tus antepasados y ponerles bidones radioactivos en vez de flores. Maldito engendro del mal… Odio las segundas partes. Las odio con toda mi alma. Sobre todo cuando aún no han sido escritas o están en proceso. Las detesto porque tengo tantas ganas de leerlas y tan poco tiempo que me arranco los pelos a puñados.

Frank, hijo de un orco, me quedo con el derecho absoluto de criticar la segunda parte de El susurro de las cadenas. Y te ordeno que nos lo mandes a La pluma para que yo pueda leerlo.

Por cierto, el final no mola tío. Es demasiado triste para mi cuerpesito sensuáh.

Att: Perdición Jones rodeado de negros y putas feas.

A ella le gusta la gasoliiina, dale más gasoliiina.

8 comentarios:

  1. Celebro que reconozcáis que mi amigo virtual Frank Calviño escribe bien, porque así es. A mí me mandó su novela y lo poco que pude leer antes de que nacieran mis gemelas me gustó. Well done, Frank. Y también celebro que, por fin, los autores que realmente tengan algo que decir y sepan cómo hacerlo, entre los cuales se encuentra Frank, consigan dar a conocer sus obras, aunque sea de forma modesta.

    Un saludo, Frank, Perdición y demás gurús de La Pluma Insolente.

    PD: Me cagaría en todos vuestros muertos hasta la tercera generación, pero en casa se ha acabado el papel higiénico y estoy harto de cambiar cacas estos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sergi. Te contesto aquí a los dos comentarios (más uno de regalo). La verdad es que si, nosotros también estamos muy contentos. Últimamente tenemos una buena e inexplicable racha. Yo no me fio un pelo, fijo que no dura, pero mientras, bienvenida sea. De momento vamos a crear próximamente un pequeño post al que se podrá acceder desde el menú principal con las recomendaciones de cada crítico (solo cosas que hayamos leido para el blog y que creamos que merecen la pena). Así quienes entreis a buscar algo potable que leer podreis consultarlo sin perder mucho tiempo buscando las pocas criticas positivas que tenemos. Un saludo y recuerda que a falta de papel en el campo usaban piedras.

      Eliminar
  2. Me gusta todo de esta entrada, a lo Bukowski. Me he leído casi todo el blog, muy bueno la verdad. Más blogs así hacen falta.

    Jota.

    ResponderEliminar
  3. Perdición, hijo de puta (no tengo motivo para insultarte pero ya que la dirección del blog nos indica que lo hagamos yo obedezco).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me odias. Eres mala gente. Ahora me iré a mi rincón a llorar T^T

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Al habla el hijo de puta detrás de este desastre de novela. Mil gracias por sus sinceras (y cojonudas) críticas. En efecto el tema de los diálogos era donde estaba concentrado el marrón. Por eso he re editado corrigiendo eso y re lanzado la novela por Kindle, así quien la descargó una vez recibe la actualización de la nueva edición. No me queda más nada que decir salvo que, mi estimado Perdición Jones, te vas a cagar de lo lindo en mis muertos porque es una historia en tres tiempos ;) y faltan aún dos. Mientras se escriben (así como si no fuera responsabilidad mía darle al teclado) seguiré abriendo con terror de autor y morbillo de ciudadano vuestro blog todos los días! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comerás tus propias piernas como no tenga una continuación en menos de un año.

      Eliminar

¿Vas a dejar esto sin réplica?