jueves, 16 de abril de 2015

Crítica de Muerte sin resurrección de Roberto Martínez Guzmán por Rikka Winters



Buenos miaus. Esta noche vengo a maullar sobre un libro de casi 300 páginas [en e-book son 289], de Roberto Martínez Guzmán, cuyo título es bastante redundante: Muerte sin resurrección. Sé que en estos tiempos está de moda eso de molestar a los muertos, pero creo que la aclaración se puede matizar en alguna otra parte.

Hablando ya del libro en sí, se trata de un thriller policíaco visto desde dos perspectivas; la de la asesina (Emma) y la de la policía (Eva), encargada del caso, que se van turnando a lo largo de los capítulos. Como recurso genera tensión e incertidumbre por no saber muy bien por qué se dedica a matar a quien lo hace, además de crear una escena más visual que si solo siguiéramos a la policía; si fuese el de Emma el único punto de vista, seguramente, sería bastante más aburrido de lo que ya es, porque todas las explicaciones que tiene que hacer, menos su "secreto" [el motivo por el que mata], se resuelven en los primeros capítulos. Lo único que nos queda entonces por ver es cómo mata a sus víctimas, y eso es lo que nos muestra.

El libro, en general, es bastante aburrido. Al principio parece que las descripciones son buenas, pero conforme sigo leyendo empiezo a aborrecerlas cada vez más: tantos detalles que una se pierde y ya no sabe ni qué está leyendo, pero fácilmente olvidables y hay que leerlas varias veces, por lo que la lectura resulta cansada, además de que hay algunos fallos ortográficos durante todo el libro.

Pasando a la historia, resulta bastante chocante encontrarse con un prólogo en el que cuenta las supuestas intenciones del autor [algo bastante innecesario, en mi opinión, las intenciones me dan igual, lo importante es el resultado y no me parece que consiga lo que quiere]. Seguido de un preámbulo que uno solo entiende cuando está terminando el libro, y si se acuerda, tras el que comienza la historia [por fin] en el mismo punto en el que dicho preámbulo lo acaba [¿Qué?]; siendo mucho más sencillo eliminarlo y contarlo como parte de la historia, que es lo que, no entiendo por qué lo ha hecho de esta manera absurda.

El principio resulta bastante contundente, no se sabe muy bien qué está pasando ni por qué, pero conforme se suceden cada vez más asesinatos, sin que la policía pueda hacer nada, se olvida todo ese misterio en medio del más absoluto aburrimiento; y lo único que queda es una simple curiosidad que ni siquiera incita a leer. Hay que esperar mucho hasta que vuelve a ser interesante, y justo después empieza a ser extremadamente previsible.

Los personajes, por su parte, prácticamente parecen autómatas, actuando sin sentido y sin dar explicaciones a veces, y solo parecen tener emociones cuando es consecuente en el desarrollo, como resultado, salen personajes planos y sin un carácter definido cuyas conversaciones, si bien son coherentes, resultan siempre vacías, carente de emociones.

Y el final.... ¿Qué pasa con ese final? No podía ser más predecible una vez conoces la historia de Emma; Eva, por supuesto, se da cuenta tarde de todo, y cuando llegan a la escena del crimen, están todos muertos.... ¿Seguro? [SPOILER] Después de todo, Emma solo recrea el supuesto accidente que pasó años atrás [en el que murió su hijo, por eso mata a los que lo provocaron, que iban en el otro coche y blablabla]. Emma sobrevivió. ¿Me estás diciendo que no vas a ver si alguno está vivo? ¿En serio? Anda, idos a la mierda.

Resumiendo: No es una mala historia; pero habría hecho falta pulirla mucho más y saber desarrollarlo. El mayor error es la falta de dinamismo, además de unos personajes aburridos y muy poco vivos. La mayor parte del libro es aburrido, de hecho.

Hasta miaus ver.

.... Rikka Winters

4 comentarios:

  1. Rikka, Rikka, Rikka...
    La crítica no está mal, pero tampoco del todo bien. Echo en falta elementos de la obra en la crítica, como citas. Por ejemplo, si tan aburridas son las descripciones, me habría gustado leer una de ellas para comprender mejor tu punto de vista.
    Por otro lado, no has hablado de elementos como la narración. Sin contar las descripciones, ¿esta es fluida, pesada, o también aburrida? ¿El lenguaje que usa es el adecuado?
    Lo que sí maullas muchas veces es el aburrimiento, lo pesada que se hace la lectura, pero como ya he dicho, cuesta un poco visualizar tu punto de vista.
    Sr. Patata ataca de nuevo (?)

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Que ocurrente! creo que te vamos a reclutar, Anónimo.

      ¡ES BROMA!... ni de coña...

      Eliminar

¿Vas a dejar esto sin réplica?