martes, 21 de abril de 2015

COLABORACIÓN CON LA SOCIEDAD SUPERSECRETA: ERRORES DEL ESCRITOR NOVATO (Vol. I) por La Guadaña

Estimadas alimañas



Os queremos recordar que hemos empezado a colaborar con el blog "La sociedad supersecreta".
Y nuestra colaboradora La Guadaña ha hecho este maravillosisimo post para daros por culo que podais mejorar esas basuras que nos enviais ¡canallas! que parece que los haceis aposta. Así que aquí os dejamos el link, para que lo veais y os cagueis en sus muertos en el blog de otro, para variar.

ERRORES DEL ESCRITOR NOVATO (Vol. I) por La Guadaña

¡Saludos y pedos de unicornio para todos!

13 comentarios:

  1. Cabrones! a las trincheras a luchar conmigo!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja pues no veas la que ha liado tu post en Facebook, sinvergüenza!! XD

    ResponderEliminar
  3. Si bien es cierto que muchos noveles cometemos alguno de los errores que habéis mencionado, también me gustaría romper una lanza a favor de mi gremio novel. Aunque pueda parecernos raro, también los autores consagrados cometen faltas de ortografía o de coherencia. Esto me lo han asegurado correctores profesionales que trabajan para editoriales tradicionales. Probablemente es menor el número de faltas y su gravedad en un Muñoz Molina o un Marías que en una obra de Perico de los Palotes, pero muchos de los noveles mo pueden permitirse pagar a un corrector ortotipográfico y de estilo antes de publicar si libro. Se podría objetar que, antes de publicar en malas condiciones, es preferible no hacerlo, pero supongo que les puede la ilusión de poder decir que han publicado. En mi caso, la editorial que me publicó me pasó unas galeradas en las que no había retocado ni una sola coma, y tuve que encargarme yo de corregir aquellas faltas de las que me percaté, pero no siquiera así quedó libre mi novela de fallos, pues no solo yo no los vi todos sino que la editorial tampoco realizó todas las correcciones que yo le indiqué.

    ResponderEliminar
  4. Otra cuestión es el hecho innegable de que muchos noveles, una vez han acabado de redactar el primer borrador de su novela, creen que ya está todo hecho y que ya pueden enviarla a agentes, editoriales, concursos y publicarla en Amazon o dónde sea. Yo he actuado de esa manera precipitada con varias de mis novelas, pero ahora me lo tomo con más calma, especialmente después de enterarme que mi idolatrado Philip Roth consideraba que las primeras doscientas páginas de una novela en fase de redacción eran esteriles, apagadas, sin vida, pero necesarias para poder trabajar a partir de ellas. El paso siguiente a la etapa de redacción febril, esto es, la de la reflexión, edición y corrección de la obra es un paso que, para la mayoría de noveles, simplemente no existe. Probablemente porque su ansia por publicar y vender no ayuda a ser reflexivos, metódicos y críticos con lo que han leído. Actualmente estoy corrigiendo textos cuyo borrador escribí hace más de dos años. Esa distancia me permite ser más objetivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es precisamente lo que se busca criticar, a grandes rasgos, en La Pluma Insolente: La falta de trabajo.
      Sr. Patata.

      Eliminar
  5. Y disculpad las faltas de ortografía: siempre he odiado estos teclados táctiles que todo móvil moderno tiene.

    ResponderEliminar
  6. Correcto. Hay una falta de trabajo y de profesionalidad en muchos escritores noveles, pero también creo que hemos de tener en cuenta la situación en que la mayoría de nosotros (me incluyo porque también soy novel) nos encontramos. Escribir requiere tiempo y paciencia. Tiempo para poder dedicar a teclear mientras pones la lavadora, trabajas tropecientas horas al día, cambias pañales, haces la comida e intentas tener un poco de vida de pareja y de familia. Paciencia para no precipitarse a la hora de publicar cualquier mierda, para ser capaz de dejar reposar un escrito un par de años, hasta que te hayas casi olvidado de él, y puedas entonces retocarlo de manera objetiva. En mi caso, cada vez tengo menos de lo primero pero más de lo segundo. Desde que vivo en pareja apenas tengo tiempo para escribir, y mucho menos desde que nació mi primer hijo. En cuanto a lo segundo, me he dado cuenta, por comentarios y críticas más o menos favorables, que tengo que ser más lento y meticuloso. Cuando vivía con mis padres acababa los borradores en cuatro o cinco meses. Ahora llevo casi dos años con un borrador del cual no he escrito ni siquiera una tercera parte.

    Muchos noveles deberían darse cuenta, como me dijo un profesor de literatura que tuve, que "nadie te recordará por escribir cien novelas mediocres. Te recordarán por escribir una obra maestra, aunque sólo sea una".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falta de tiempo no deja de ser una excusa. Usted mismo lo ha dicho, en lugar de escribir una historia mediocre en cuatro meses, es preferible gastar dos años en escribir algo decente.
      Como lector, el tener que leer una historia mediocre (o inferior) que se vende como la gran obra del año, hace que me sienta decepcionado y hasta estafado.
      Y un escritor no debería permitirse el lujo de perder lectores de esta forma. Como ya dije en otro post, los escritores dependen de sus lectores.
      Por lo tanto no hay excusa que valga.
      A TRABAJAR TODOS.
      Sr. Patata.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Está claro que nadie debería vender su obra como la gran obra del año. Eso es márketing agresivo y del malo. Aunque no era mi intención presentarlo como una excusa, también hemos de pensar que para la mayoría de los noveles la literatura no es una segunda profesión, sino una afición y una ensoñación. Les encantaría dedicarse a la literatura, pero cuando llegan de trabajar y tienen su momento para escribir no desean exigirse tanto ni tan seriamente como en su verdadero trabajo, que acostumbra a ser algo no relacionado directamente con la literatura.

      Eliminar
  7. Entonces si es una afición, si no se lo toman en serio, ¿que derecho tienen a pedir dinero por su libro en Amazon ,a lloriquear porque nadie pierde su tiempo en leerles y a soltar una y otra vez que es un trabajo que han hecho y debe ser remunerado? O es trabajo o es afición, las medias tintas no me valen. Tu puedes tenerlo como afición, pero entonces si no obtienes beneficio ninguno, ni siquiera moral, te aguantas. Si en cambio te lo tomas en serio, te tienes que esforzar todo lo que puedas. De todas maneras no es lo mismo encontrarte un lapsus en plan "mira, le falta una tilde" que un libro que esté escrito con la ortografía de un niño de primaria, que creenos que los hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que, si no se lo toman en serio, no deberían ni de publicarlo. Pero supongo que algunos noveles piensan que unos euros extra siempre vienen bien, que queda chachi decir que han publicado un libro, que esto de la literatura es pan comido, etc...Por poner un ejemplo, uno de los autores que habéis criticado decía que era un honor que le compararan con Coelho, lo cual indica que este hombre ha leído muy poca literatura decente.

      Eliminar
    2. Si uno sólo lee a Coelho o a Mari Pau Janer, o el Código Da Vinci, entonces es muy probable que piense que él mismo, a pesar de no saber hacer la o con un canuto, también es capaz de publicar un libro. Si leyeran a Thomas Mann, Vladimir Nabokov o Jaume Cabré seguramente se lo pensarían antes de intentarlo.

      Eliminar

¿Vas a dejar esto sin réplica?