sábado, 28 de marzo de 2015

Pregunta chorras #1: ¡El dragón twittero esta hambriento!

Estimados sacos de venéreas

La pluma insolente se preocupa de vosotros y por ello os ha preparado esta sección de preguntas chorras, para que podais con ellas sembrar el caos en vuestros muros y romper el hielo en eventos sociales tan guapos como el funeral de esa tia abuela que no conociais de nada, que siempre se agradece alguien que de ambietillo en esas cosas. 

¿Cómo ibamos a dejar, por ejemplo, que nuestros amados seguidores se enfrentaran a la sobremesa de un banquete canábico sin tema de conversación? ¿eh? ¿eh? ¿eh? ¿Os lo estamos vendiendo bien? ¿eh?

Así que bueno, ya sabeis, si quereis apoyarnos y sembrar un poco de caos y discusión absurda en vuestro twitter, facebook o cualquier red social que se os ocurra, podeis hacerlo compartiendo estos mágnificos y cutres memes que nos hemos currado con el paint.

Son por una buena causa ¡LA NUESTRA! y además sereis bendecidos por Eris, Monesvol, Chtulhu y el Unicornio Rosa Invisible.

¡Saludos y pedos de unicornio para todos!


3 comentarios:

  1. Lleva tanto tiempo este post y nadie se ha dignado a comentar nada, así que allá vamos mi sadismo y yo a responder a la pregunta.

    Soy un alcalde con los huevos bien hinchadísimos por culpa de los inútiles a los que represento. Aunque estén organizados por géneros, eso no quita que solo haya unos buenos ciudadanos entre ellos, los demás se lamen el culo los unos a otros, e incluso crean rencillas a partir de la nada. Vamos, que es una mierda de ciudad la mires por donde la mires.

    Por lo tanto hablaría por DM con el dragón, ofreciéndole un pacto. Organizaríamos concursos literarios, cada semana de cada género (y al acabar con todos ellos a comenzar desde el principio). Las bases son las siguientes: El dragón es el juez y tiene derecho a merendarse al perdedor. Así, sucesivamente hasta que a su juicio ya hubiera buena materia prima en la ciudad.

    Obviamente también tendría derecho a merendarse a aquellos indignados que armaran revueltas o que desearan huir de la ciudad.

    Cuando acabara su labor, podrá ir a la siguiente ciudad hasta que sus servicios volvieran a ser requeridos y él mismo deseara volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A riesgo de sonar cruel, creo que aquel dragón se sentiría incapaz de elegir entre tanta mierda lo peor. Me pongo en su piel, después de lo que llevo leído para el blog y de las críticas de las lecturas de mis compañeros, y creo que me costaría bastante anunciar al perdedor.

      Eliminar
    2. Era para seguir con eso de "comer a una persona a la semana", y obligar un poco a que fueran mejorando si quisieran sobrevivir. De todas formas el dragón en su infinita sabiduría podría determinar perfectamente al perdedor, y en el caso de que hubiera varios, siempre le quedaría elegir de forma arbitraria a uno de ellos, y los restantes serían merendados en próximas ocasiones.

      Eliminar

¿Vas a dejar esto sin réplica?