miércoles, 25 de febrero de 2015

Crítica de Irremediablemente enamorados de Leydy Garcia, por La Guadaña


Irremediablemente Enamorados

Trata sobre una chica normalita que conoce a un chico rico, popular, misterioso, siniestro y terriblemente atractivo, ya saben, un adonis. El muchacho le dedica unas miradas de puro odio a la chica, vamos, que la quiere fulminar a base de forzar la vista sobre ella. En fin, resulta que la chica se angustia porque el chico la odia y ella no sabe por qué. Se pasa los días y las noches llorando amargamente porque el chico guapo le dedica fulminantes miradas cada vez que se cruzan (y se cruzan bastante). Pero como era de esperar, esas miradas no son de odio, sino de absoluto deseo. Permítanme un segundo...jajajajajajajajaajajajjajajajajajajajajajajjajajajjajajajajjaa...



Ya, ya me recompuse.
Bueno, me precipité al decir que era de esperar ya que, como comprobaron, el argumento no se parece a nada que hayamos leído antes. ¿Cómo iba yo a imaginar que realmente ese chico, sin conocerla de nada, sin que la chica fuese especial en absoluto, siendo un cero a la izquierda en todo, fuese a estar secretamente enamorado de ella? ¡QUÉ SORPRESÓN ME LLEVÉ! ¬¬ Oigan, y vaya depresión se coge la tipa cuando el chico le dice que no se acerque a él. Ya saben, la típica advertencia de alguien peligroso que desea hacer la buena obra del día aconsejando a la chica que le gusta de que mantenga distancias y que vuelva a subirse las bragas, ¡pero inmediatamente!
Sobra decir que ella termina bajándoselas varias veces... ¡ups!, ¿a que no se lo esperaban? Claro, es que la autora mantiene a uno en vilo hasta casi el capitulo 6. Qué pillina.

¡AHORA EN SERIO! De verdad, ¿esto qué es? ¿Romance o comedia? Probablemente la respuesta no es ni lo uno ni lo otro. Digamos que me pasé toda la lectura con un cubo al lado, por si las moscas. ¡Qué imitación tan lastimosa de la, ya de por sí, ponzoñosa 50 sombras! ¡Y con adolescentes hablando con fingida madurez!... ¡puaj, coño! ¡Qué insulto a mi inteligencia!

El libro está a mitad aún. Leí los primeros 13 capítulos porque la autora mantiene a una horda de adolescentes embobadas esperando un adelanto del próximo y emocionante encuentro entre los dos “interesantísimos” protagonistas.

Saber que una historia como esa puede tener más de dos seguidores me quitó las ganas de vivir de golpe.

Tengo tantas ganas de decir burradas que soy incapaz de decidir por donde empezar. Voy a hacerme un croquis a ver si me aclaro.

Argumento:

Por llamarlo de alguna forma, porque esto no lo tiene. O al menos uno que sirva.

He aquí la fantasía sexual de una adolescente hormonada hasta las pestañas, que peta su habitación de posters de Justin Bieber mientras canta a pleno pulmón las niñatadas de Taylor Swift. Vuelve a repetirse la ecuación de: Chica conoce chico siniestro pero ignora voluntariamente el peligro porque quiere manteca de la buena. Fin. No hay más.

Personajes:

¡El montaje de personajes es pésimo! Y me quedo corta. No llegas a empatizar con ninguno. De hecho, cogería una motosierra y acabaría con ellos sin remordimientos. A cual más plano y repetitivo. Ella es la típica patosa, neurótica, bonachona, aburrida e insípida en todos los sentidos, cuya idea del desmelene es cogerse un buen pedo y dejarse sobar por desconocidos. Mientras que él es... ¡un momento! ¡No tengo ni idea de cómo es! La autora está tan sumida en describir las situaciones en las que esa mojigata se deshidrata por él o se pone como una mona de cachonda que se olvidó de darle carácter al tío. Cosas que pasan ¬¬

Y claro ¿Cómo no iba el chico (al que siempre describen como a un dios griego) a enamorarse de ella? Quizás este tipo de historias hagan que el resto de adolescentes desaboridas del universo sigan albergando la esperanza de que un maromo se vuelva loco por ellas con sólo verlas de refilón. Todos
sabemos que así funciona el cotarro ¿no? ¬¬. Viva la ciencia ficción.

¡Un horror! Un monotema tan cansino que terminaron sangrándome los ojos. Es el egocentrismo y el narcisismo llevados a su máxima expresión.
Hablando de expresión...

Expresión y ortografía:

Lo mínimo que debe tener una obra que lanzas al público es buena ortografía. Y digo lo mínimo porque es lo más técnico; lo demás depende de tu pericia y de tu talento. La carencia de eso no hay procesador de texto que lo solucione.

Esta obra está ortográficamente correcta, aunque por los pelos. La concordancia de ciertas frases, la coherencia del texto algunas veces y la expresión exageradamente infantilizada muchas otras, hacen que tenga un cinco raspado.

Usar palabras como “acezosa” (que vaya usted a saber lo que significa) o “cacera” cuando quería decir “casera” (ésta última la usa repetidas veces, vamos, que debe estar convencida de que se escribe así), hacen que me plantee si mandarla a septiembre o no.

Si su ilusión es ser escritora, ya puede empezar a currar más, por lo menos en ese sentido. Por otro lado, su expresión no es del todo pésima. Se intuyen ciertos estudios, cierta cultura a la hora de redactar, pero repito, muy poca atención. Incluso yo habré corregido esta crítica más que ella toda la obra.

Mi conclusión es, señorita Leydy García, que cualquiera que disponga de un ordenador y tiempo no es escritor; cualquiera que redacte la misma historia que otros pero con distintos nombres, no es original; cualquiera que no sea adolescente o que no haya pasado por la adolescencia poco tiempo atrás, no debería escribir sobre amores en esa etapa a menos que sea autobiográfico; y por último, cualquiera que, como usted, pretenda “tocar millones de corazones con sus historias”, debe al menos poseer la valentía de crear al menos una que sirva.

Suerte.

Fdo.: La Guadaña

4 comentarios:

  1. Mi conclusión: primero, te has leído los trece capítulos completitos, muestra de que no tiene nada de mala. Segundo, agradezco cada uno de los lectores, seguidores y amigos que han dado su apoyo, voto de confianza y criticas - entiéndase por crítica todo aquellas observaciones que ayuden a mejorar las fortalezas de un trabajo - y no aportes como los suyos que van detrimento del talento emergente. Tercero, Gracias a Dios existe la variedad de gusto. Cuarto, me pregunto ¿te has leído la trilogía 50 sombras de Grey? me parece que no, pues mi historia este lejos de concentrar elementos similares a los de esa reconocida historia - recomiendo leértela. Quinto, tienes razón cuando dices que no todo aquel que disponga de un ordenador es escritor, pues también es cierto, que todo aquel que haya leído algún libro se pueda llamar critico. En fin, te mando besitos, exitos, que sigas disfrutando de IRREMEDIABLEMENTE ENAMORADOS, y ojala algún día utilices tu espacio para ayudar a generar nuevos talentos y no para destruirlos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Leydy (si es que eres tú)... me encanta tu primer punto: "te has leído los trece capítulos completitos, muestra de que no tiene nada de mala"
    jajajajajajaja deberías dedicarte a la comedia, en serio.
    La verdad es que hasta mi sobrina de cuatro años utiliza una lógica más aplastante que la que has usado tú para hacerme entender a mí -o a mi subconsciente ò.Ó- que de verdad tu ....mmmm, esto... emmm... ehh... ¿libro?... en realidad sí que es bueno y que me gustó.
    Por lo tanto y usando esa lógica impepinable de que 'si te terminas de leer un libro completito es que te gusta o que no está tan mal'...he de mandar un mesaje a mi profesora de griego: "sí Magali, me encantó "La Iliada", sobre todo cuando hacíamos lecturas en clase haciendo uso de nuestro retorcido griego antiguo." Y otro a Esther, mi profesora de Lengua: "Esther, guapa, me enloquecieron los poemas de autores desconocidos que nos hiciste leer. Al principio creía que no, pero Leydy me hizo comprender que si me lo habia acabado entero es que me encantaron"
    Bueno, habiendo hecho este necesario inciso tras el cual me siento como recién salida de la mismísima caverna de Platón -apreciando la realidad con sus tan originales colores- te voy a explicar el por qué yo tengo razón en algunas cosas y tú simplemente estás echando humo por "tu ego".
    ¿Quién me iba a decir a mí que no había quedado lo suficientemente claro ya en la crítica?, pero veo que a veces hace falta "reexplicar" las cosas.

    Continuará...

    ResponderEliminar
  3. Primero que nada, te explicaré akgo que es una obviedad...palabra de ocho letras ¿no?
    En "La Pluma Insolente" nos dedicamos a leer obras de autores desconocidos y a hacer nuestras críticas sobre ellas. Por lo tanto, sí, "amiga mía", si tu "obra" hubiese tenido en aquel entonces 20 capítulos (sabe Dios que lo habría lamentado de veras) pues también me los habría tenido que "jincar", porque ese es nuestra desinteresada labor en este blog.
    Segundo punto, el de "agradecimientos a mis fans": Felicidades por tenerlos. Te imaginé con un oscar en la mano mientras pronunciabas esas palabras... se me saltaron algunas lágrimas de paso. De verdad, felicidades, es, cuanto menos, increible que con esos trece capítulos hayas almacenado semejante cantidad de "teens" que se mueren por releer cada una de tus originales historias mientras se observan con detenimiento los puntos negros de la nariz o las espinillas ciegas de sus barbillas haciendo uso de un espejito de macro aumento. ¡Ole tú!
    Tercero: si, gracias a Dios existe la variedad, pero desperciciaste un punto para decir eso.
    Cuarto: Si me la leí. No me siento especialmente orgullosa de ello, pero puestos a sincerarse... yo lo admito, la leí, hala. Y sí, lo siento por ti pero tu historia pretende ser un plagio, si no en el argumento, por supuesto sí en la estructura: chica mojigata conoce chico misterioso. Él la salva continuamente porque es un adonis salvador y follador, y ella una mindundis sin carácter ni mucho amor propio. Ah, y "chingan".
    Señor, revivir de nuevo esa lectura me está provocando acidez (¿Seguro que es cierto eso de que si la terminas de leer es no tiene nada de mala?...es que, me duele un poco la quijotera)
    Y...quinto, casi que mi favorito. Mira, si hubieses bajado de tu ego tan solo un segundo, te habrías dado cuenta de que dentro de la picaresca de mi crítica intercalo muchas de las claves para que gente como tú y como tantos otros puedan crear/fabricar/escribir algo decente (Modo Dios ON). No pieses que nos encanta destripar nuevos talentos (Naaaah) Digamos que tratamos de arrancar los hierbajos que crecen en el jardín a través de la más pura sinceridad. Díme por qué es mentira lo que escribí sobre el argumento, el estilo, la ortografía, etc. Tan solo dime si no es verdad que has prestado la misma atención a los detalles en tu libro como la que yo presto a la desalinización por osmosis inversa o al equilibrio por intrusión de agua dulce en los océanos... Lo siento (nah, no mucho) pero es cierto, y yo no sólo he leído mucho sino que tengo una licencia para criticar (como la de Bond pero más chula aún porque matamos egos).
    Y nada, besitos para ti también, espero no haber "destruído tu talento" a base de comentar lo que tú tan libremente expusiste en la plataforma Wattpad. Nuestra misión última es la de destruir talentos, más bien pulirlos. Algún día, lectores redomadamente egocéntricos y ególatras, lo entendereis. Cada cual se lo toma como quiere y que conste que yo te dejé un par de consejos útiles -que seguro te pasarás por el mondongo- y que espero que valores para que puedas "tocar millones de corazones"; esperemos que no necesiten un desfibrilador luego.

    Beeeeeesis!

    ResponderEliminar

¿Vas a dejar esto sin réplica?